TMEO 168: Un TMEO que te cagas

Las imperiosas ganas de hacer caca de la infanta Leonor que ilustra el gran Furillo en la portada del Tmeo 168 bien podría ser una metáfora del modus operandi temeil: A la peña del TMEO se la suda el protocolo, las buenas formas y el qué dirán, cuando vienen las ganas de excretar no importa el contexto, el lugar, ni el espacio-tiempo, se hace de vientre y punto. Muestras de esa amplia gama de deposiciones las tenemos en este TMEO 168: Duras y consistentes como los chistes de Kini y Piñata, simpáticas y coloridas como las historietas de Jagoba Prida, grisáceas y con trazas de cacahuete, como los gags de campos de concentración de Sik, plagada de lombrices y otros invertebrados vermiformes como las ñordas de El Maestro, personaje de Furillo, retorcidas y en forma de tirabuzón como los chistes de Roger, sonoras y musicales como las historias de Malapersona y sus tebeos de Mi Rollo es el Rock o las de ALvarortega y su Olimpo Rock, de otras latitudes como los chistes de Adaó, heces en formas de melena como las de los Francostein de Macías y Monsalvett, en formato de diarrea como Calixto y Diarrea, personajes de Tamayo, cacotas femeninas como las de Helena Anillo o intelectualmente solventes como las deposiciones de Calvin, creación de Piñata, entre otros muchos otros tipos de zurullos.

Lo mejor de Ata, Alvarortega, Abarrots.

Este volumen digital recopila tres cuadernillos “de grapa” publicados como obsequio —encartados, como se suele decir — hace ya una década dentro de los números 112, 113 y 116 del TMEO. Cada monográfico llevaba como título ”Lo mejor de...” y de apellido, el nombre del su correspondiente autor, un dibujante del TMEO: Ata fue el primero, Alvarotega, el segundo y Abarrots, el tercero. En la cabecera de la triada historietística podíamos asimismo leer: “Colección eusko label”. Y numerados del 1 al 3, pues la idea era que estos cómics tuvieran continuidad y que paulatinamente se fueran publicando monográficos de un porrón de dibujantes vascos. Pero por azares del destino — o más bien por azares económicos, pues la idea de regalar tebeos de autores vascos debió surgir en algún momento de exaltación de la cúpula asamblearia del TMEO, posiblemente en alguna comilona— ahí quedó la cosa. Y ahora, aquí tenéis los tres “tebeos piloto”. Eso sí, juntos pero no revueltos. Cole álbumes digitales TMEO | Nº 5 99 guapas páginas. Obtendrás un archivo PDF (46MB)

Entrevistas temeístas

ENTREVISTAS TEMEÍSTAS Nº1 (TMEO ESPECIAL VERANITO) Pues sí, nos apetecía un número para leer en la piscina municipal o a orillas del río, en el pueblo. Un número de verano y en formato digital (somos unas modernas) con bastante enjundia: dieciséis entrevistas a dieciséis personalidades imprescindibles, las voces que a nosotras nos interesan. Gente maja que admiramos profundamente y que nos ha querido responder con soltura y bastante gracia. Prometido. Músicas, reporteros, cómicas, periodistas, cineastas, guionistas, activistas, críticas culturales, editores, hosteleros de los de antes, locos de la cultura popular, vedettes radicales imprescindibles, históricos temeolaris y algún que otro dibujante de tebeos. Ha quedado bonito. Este NÚMERO ESPECIAL ESPECIALÍSIMO (a ver si alguna vez se repite, quién sabe) se puede descargar pagando lo que te de la gana. Y también se puede pagar cero. ¡DESCÁRGATELO en nuestro espacio digital picando en la imagen!

¡TMEO DIGITAL ESPECIAL "PUTO VIRUS"!

¡TMEO DIGITAL ESPECIAL "PUTO VIRUS"!
Descargable picando en la imagen!!!

QUÉ ES EL PUTO TMEO

GUÍA PARA EL ANUNCIANTE

GUÍA PARA EL ANUNCIANTE
En formato tebeo!!!

COLABORA

COLABORA
Hay que hacer cantera.

HAZTE MILITANTE DEL TMEO

HAZTE MILITANTE DEL TMEO
Somos buenos y baratos.

RECOPILATORIO DIGITAL DEL TMEO "KAR-KAR"

En euskera, “Kar-kar” es la honomatopeya de la carcajada. Ese fue el nombre que elegimos desde el TMEO -a propuesta del dibujante Ata- como cabecera de la página semanal publicada en el Diario de Noticias de Álava entre octubre de 2014 y el mismo mes del año siguiente. En total, fueron 119 entregas semanales. Entregas que mostraban una selección “para todos los públicos” de material publicado en el TMEO. Algunas de ellas pudieron leerse en los diarios del mismo grupo editorial correspondientes a Gipuzkoa, Bizcaia y Nafarroa.


La idea inicial era seleccionar una serie de historietas y chistes gráficos extraidos de diversos números de TMEO, pero autoimponiéndonos una condición: que fuera un material apto para todos los públicos. Para una revista irreverente -que incluso había sido citada en una ocasión por la Audiencia Nacional parar responder a una denuncia por “injurias a la Corona”, cuando meterse con ella aún no estaba de moda- no era un reto fácil de cumplir. Pero nos pusimos manos en la masa sin saber cuántas páginas podríamos llegar a entregar e incumpliendo en ocasiones tal condición. Así que recibíamos de vez en cuando alguna que otra llamada telefónica de los redactores de los periódicos en cuestión que se llevaban las manos a la cabeza por ciertos contenidos que les mandábamos. Pero, en general, podemos afirmar que Kar-Kar fue recibido con aceptación por los lectores: la sangre no llegó al río. Kar-Kar no tuvo más continuidad porque el material apto para el público en general se agotó. Y de cerca de 10.000 páginas publicadas en la historia del TMEO pudimos apañar algo más de un centenar.

Los dibujantes se enrollaron ofreciendo su material gratis total. Ata realizó gráficamente la cabecera. Los diarios nos pagaban nuestra colaboración anunciando en sus páginas por medio de buenos anuncios de la revista TMEO. Una relación, como se suele decir en estos casos, “quid pro quo”. Una vez finalizado el invento pensamos en imprimir un número recopilatorio que recogiera todos los Kar-Kar, pero, como nos sucede a menudo, nuestra natural vagancia hizo que el proyecto durmiera el sueño de los justos. Hasta que al maquetador del TMEO se le iluminó la bombilla y planteó realizar el recopilatorio que puedes ver ahora en tu pantalla favorita en una edición digital. Disfruta, por lo tanto, de ella. Y esperemos que, al hacerlo, sueltes alguna “Kar-Kar”. Ah! Y puedes descargarlo picando AQUÍ